Por el mundo en Crucero

El hotel flotante Queen Mary en Long Beach

La creación y el lanzamiento del Queen Mary fueron extraordinarios y su historia está llena de elegancia y grandeza. Este transatlántico británico actualmente retirado, opera como un hotel de lujo en Long Beach – California y en este articulo te contamos todo acerca de este coloso.

 

Conoce las ofertas e itinerarios que Crucerum.com tiene para ti #ViveCrucerum

El Queen MAry a escala

El crucero más lujoso de su era

Lanzado al mar el 1934, fue el buque insignia de Cunard White Star Line desde mayo de 1936 hasta octubre de 1946, cuando el RMS Queen Elizabeth1​ entró en navegación.

Fue reconocido como el veloz de los mares, era capaz de alcanzar una velocidad superior a los 50 kilómetros por hora (30 mph), toda una hazaña en su tiempo; también se caracterizaba por su moderno diseño dispuesto para satisfacer las más altas exigencia de sus miles de pasajeros en el mayor lujo de esa era.

Su diseño interior fue en su mayoría estilo ArtDecó, lo que lo hacía ver más conservador y sobrio, muchos de los espacios interiores fueron diseñados y construidos por la compañía Bromsgrove Guild.

Personalidades de la epoca ,entre ellos Audrey Hepburn, Bob Hope, Fred Astaire y Elizabeth Taylor, eran sus mas asiduos pasajeros. Winston Churchill adoraba el barco y viajó en él varias veces, Eisenhower, Jackie Kennedy y Robert Kennedy también pasaron tiempo a bordo.

Los records del Queen Mary

En agosto de 1936 se hizo con el galardón conocido como «Banda Azul», que premiaba la travesía más rápida entre ambos lados del Atlántico.

Perdió dicho título contra el barco francés SS Normandie en 1937, aunque logró recapturarlo en 1938, y lo mantuvo hasta 1952 cuando fue superado en velocidad por el transatlántico estadounidense SS United States.

 

El papel del Queen Mary en la historia mundial

El Queen Mary fue reconvertido y utilizado para el transporte de tropas durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta podríamos decir fue su misión más importante, convertido en un transporte de soldados, inicialmente se usó para transportar militares de Australia y Nueva Zelanda al Reino Unido, y después soldados estadounidenses al otro lado del Atlántico.

En julio de 1942 desde Nueva York y en los meses que siguieron fue llevado a Clyde y Suez volviendo con un contingente de prisioneros alemanes. El 2 de agosto de 1942 comenzó a transportar entre 10 y 15 mil hombres cada vez.

Podía transportar 15,000 soldados por viaje, y en total transportó 765,429 durante la guerra.  Sus altas velocidades les permitían escapar de los submarinos alemanes, Hitler llegó a ofrecer recompensa por el hundimiento del Queen Mary.

Tras la guerra, el Queen Mary fue reacondicionado de nuevo para su uso civil, como transatlántico de pasajeros. Domino el mercado hasta su declive debido al creciente auge de los aviones a reacción a finales de la década de 1950.

Fue hasta mediados de esta década, que el Queen Mary había envejecido y, aunque todavía era considerado uno de los transatlánticos más populares, su epoca dorada dio termino.

Queen Mary en la guerra

Su trasformación en hotel flotante

El Queen Mary dejó el puerto de Southampton por última vez el 31 de octubre de 1967, atracando en Long Beach, California, donde permanece hasta hoy.

Cuando el Queen Mary fue comprado por Long Beach, los nuevos propietarios decidieron no conservarlo como un trasatlántico y decidieron eliminar casi todas las áreas del buque por debajo de la cubierta C.

Diners Club, el arrendatario inicial del buque, convirtió los espacios del Queen Mary en un hotel. En 1971, abrió sus puertas a los turistas, inicialmente, solo algunas porciones del barco eran visitables.

En la actualidad las habitaciones de hotel, son los antiguos camarotes de primera clase, y hay varios restaurantes, así como un bar que rememora la epoca. Conservan todas las suits los auténticos paneles de madera pulida, las obras de arte originales de los años 30, el estilo Art Deco y las portillas operables.

Cada camarote es único, tienen su propia personalidad y ofrece una visión real de cómo eran los viajes transatlánticos durante los años 30, 40 y 50. Además Los camarotes del capitán, una de las salas de máquinas y muchas otras áreas siguen ahí intactas.

El Queen Mary figura en la lista del Registro Nacional de Lugares Históricos de Estados Unidos. El National Trust for Historic Preservation (Asociación Nacional para la Preservación Histórica) ha incluido también al Queen Mary como parte de los hoteles históricos del país.

 

Crucerum.com como líderes en la venta online de cruceros te asesoramos con los mejores cruceros de las mejores compañías de todo el mundo, tenemos itinerarios completos para cada destino y presupuesto.

Nuestros asesores especializados y en continua formación que se dedican al asesoramiento de este producto, están esperándote.

 

No esperes a que se pase el tiempo y #vivecrucerum.

No lo dudes y embárcate en una experiencia memorable que nunca olvidarás.

 

You may also like

¡Un Crucero por las Islas Griegas!

Índice de esta publicación1 ¿Quieres conocer más en profundidad un crucero por las Islas Griegas?1.1 Entonces la gran pregunta es…2 ¿Que islas griegas debo visitar? Un crucero por las Islas Griegas es el viaje por playas de arena mas reconicdas de Europa y que se extiende por muchos kilometros, las islas griegas constituyen en total hermoso […]

Maneras de vivir Halloween a bordo de un Crucero

Celebrar Halloween a bordo de un crucero puede ser un evento emocionante. Son varias las compañías de cruceros las que durante esta fecha y durante sus travesías realizan para la ocasión concursos de disfraces, fiestas de Halloween y actividades temáticas. La palabra Halloween proviene de ‘All hallow’s eve’, palabra del inglés antiguo, y que significa […]

Vuelta al Mundo.. Capítulo 7

  19 de septiembre Hoy atracamos en Funchal. Es la capital de Madeira, una isla que pertenece a  Portugal. Tenemos una de las 15 excursiones incluidas en el crucero. He dormido de maravilla. El barco ha dejado de moverse y ha vuelto a su “ronroneo” del principio, cosa que agradezco y mucho, porque ya no […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *